El CAECV edita un vídeo para poner en valor el trabajo de los operadores ecológicos certificados

El Comité de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAECV) ha editado un vídeo que tiene como objetivo poner en valor el trabajo de los más de 3.400 operadores ecológicos certificados por la entidad.

Bajo el título “Somos el presente, ecologizaremos el futuro. Ecologízate. Es bueno, y está mejor”, el CAECV sigue con su campaña de promoción destacando la labor y la trayectoria de todos los productores, empresas e importadores ecológicos que han contribuido al crecimiento responsable y al desarrollo sostenible del sector ecológico de la Comunitat Valenciana. Pero esta labor y trayectoria cobran una dimensión mucho más relevante ante la crisis sanitaria de la COVID-19 por la que está atravesando el planeta.

La pandemia causada por la COVID-19 ha puesto sobre la mesa la fragilidad del sistema alimentario globalizado y la importancia de la agricultura de proximidad.

La crisis sanitaria por la que estamos atravesando, ha disparado el consumo de productos ecológicos, la venta de proximidad, la venta a domicilio y la venta online, factor que ha puesto en evidencia la rápida capacidad de adaptación del sector ecológico ante la imposibilidad de poder acudir a los mercados no sedentarios cuando se decretó el estado de alarma.

Esta rápida adaptación ha paliado, de alguna forma, las importantes pérdidas económicas que habían supuesto el cierre del sector de la restauración, los mercados y las ferias de productos locales.

Lo que ha quedado claro durante la situación excepcional por la que estamos pasando es que la producción agrícola, ganadera y acuícola, así como la actividad pesquera, la transformación de productos agrarios, la distribución de alimentos y su comercialización a través de la venta minorista al consumidor, han formado la cadena de abastecimiento alimentario cuya actividad ha tenido que garantizarse en la situación de estado de alarma.

Así lo ha reconocido la Generalitat Valenciana, que ha otorgado la Distinción de la Generalitat 9 d’Octubre, a los distintos colectivos que han desarrollado un papel esencial durante la crisis, entre los que se encuentran los sectores dedicados a la producción, distribución y comercialización de productos agroalimentarios.

La salud, el consumo, la calidad y la comercialización de los productos ecológicos son cualidades intrínsecas que han hecho que los ciudadanos estén apostando por ellos durante el coronavirus. La salud es uno de los conceptos que más va a salir reforzado de esta crisis sanitaria y, por ello, la sociedad está tomando conciencia de la importancia que tiene mantenerse sano. Si lo hace a través del consumo de productos ecológicos, una buena salud está garantizada.

Pero el trabajo de los agricultores ecológicos de la Comunitat Valenciana está ayudando a uno de los problemas endémicos del sector agrario, que no es otro que el del relevo generacional. Nuestra actividad está generando más perspectivas entre los jóvenes y las mujeres que desean incorporarse a la actividad agraria. La mujer está jugando un papel destacado en el sector, ya que alcanza el 30% del total de  los productores.

El sector ecológico de la Comunitat Valenciana contribuye, y de forma muy importante, a luchar contra el despoblamiento rural, la llamada España vaciada, ayudando a mantener zonas desfavorecidas con operadores que generan riqueza y puestos de trabajo en dichas zonas.